8.5.10

Regresó la ansiedad...

Esta semana fue de muchas emociones fuertes, empezando por problemas familiares y eso siempre me tumba pero debo de mantenerme fuerte y entonces llegó un día que lloré y lloré hasta el cansancio; al parecer sigo con el coraje/miedo/impotencia por haber sufrido un ataque más de la delincuencia de este país, de mi México Lindo del cual me he sentido orgullosa las veces que he viajado al extranjero; y claro que para el desahogo (sin haberme tomado las sibutraminas) fueron varios días de comer galletas, helado, botanas, carbohidratos, frituras, puaaaajjj!! eso si esta de vomitarse y anoche en la sesión de entrenamiento vuelvo a confirmar que me traumo si pierdo, a mi me gusta ganar, estoy acostumbrada a ganar, a ser número uno, a las de mejores calificaciones, y estos últimos días que en el entrenamiento no he podido ganar estaba frustrada; y como siempre en esos momento lo correcto es cerrar la bocota pues yo a veces la abro y digo estupideces... y ayer las dije y hoy sufro las consecuencias con RB.
Hoy los planes han cambiado, hoy tengo que visitar a mis padres, este fin de semana no estaré con él, sé que lo extrañaré... pero el lunes habrá sorpresas, eso supone un cumpleaños.
¿el peso? sigue igual, estaba tan desanimada pero desde el 29 de abril que fue la sesión de pesaje, estoy controlada, he hecho más ejercicio, más kilómetros, no quiero comer cuanta porqueria se me atraviese a la vista, quiero llegar a mi meta, quiero mantener la cordura, quiero ser una persona saludable, quiero tener el peso ideal a mi estatura para mis 165 cms.
EL QUE PERSEVERA ALCANZA! Y ALCANZARÉ MI META!!!!

2 comentarios:

Intento de princesa dijo...

Ele... se que es muy dificil controlar la ansiedad, porque la estoy viviendo.

Lo peor es que no puedo tomar ningun medicamento para controlarme, lo unico que me han permitido tomar es te de tila, te lo recomiendo.

Intentalo, vale la pena.

Besos

A dijo...

Sigue adelante Elennita! como tu dices el que perservera alcanza!!! yo se que tu puedes!
Besitos, Ana L.